Nota del autor

Todo lo expuesto en este blog corresponde, sólo y exclusivamente, a la inquieta mente de su creador, por lo que, cualquier parecido con personas y/o situaciones reales, es sólo producto de la casualidad.

martes, 20 de junio de 2017

¿aquí gradúan la vista?...

Hay días en los que Ramoncito se alegra de haber estudiado óptica, aunque haga tanto tiempo que ya ni se acuerde, cuando la gente le demuestra el cariño y el afecto que sienten por él, derivados de los años que lleva en el oficio. esos días le dan fuerzas y a ellos se agarra como un clavo ardiendo cuando llegan esos otros en los que le dan ganas de bajar la persiana para siempre y no venir más, porque hay qué ver la de gente que entra por la puerta de Ramoncito, que no se sabe si los han sacado de una película de Summers (no los veranos en británico, sino el cineasta español que tantos momentos buenos nos dejó, con su fino humor y su ironía), de un circo, o de la caverna de Platón. 

Esos días él es feliz, entre sus gafas, sus lentillas, sus albaranes, y hasta limpia el polvo con más salero, que ni Gracita Morales oiga, cuando la gente que entra se deja aconsejar por él, y se va diciendo adiós (que eso no siempre ocurre), o vuelve a su casa segura de haber sido informada correctamente de sus dudas, o de haber resuelto satisfactoriamente sus problemas. Sí, hay días maravillosos en la óptica de Ramoncito, en los que las horas pasan sin mirar el reloj y la persiana se cierra, como digo, pero con la seguridad de que va a ser abierta la mañana siguiente con más énfasis, con más ánimo y con más ganas que la jornada anterior...sí, esos días suelen ser todos, ya que Ramoncito siempre abre emocionado y con ganas pero, por desgracia, las ganas se le van cuando la típica señora cargada de bolsas del mercadillo (aunque sean de de Zara), llega para que le "asuste" la gafa y le pregunta soprendida (versión "emoji" del whatsapp con los ojos como platos):

"ah, pero...¿aquí graduáis la vista?....

No hay comentarios:

Publicar un comentario