Nota del autor

Todo lo expuesto en este blog corresponde, sólo y exclusivamente, a la inquieta mente de su creador, por lo que, cualquier parecido con personas y/o situaciones reales, es sólo producto de la casualidad.

martes, 27 de junio de 2017

Pluriempleo...

Ramoncito es pluriempleado. Si bien su carrera universitaria le habilita en todo el territorio nacional para ejercer de "vendegafas" (a saber, óptico-optometrista diplomado por la universidad de tal y cual), la realidad es bien distinta, ya que nuestro protagonista tiene varios empleos derivados del primero y a tiempo completo.

Ramoncito es operario de limpieza, ya que deja como los chorros del oro no sólo la óptica, con su cepillo, mopa y fregona, sino también la acera de la calle donde está su puerta, ya que la comunidad de vecinos se desentiende (aunque sí cobra), usando para cada tipo de suelo sendas fregonas, así como plumeros, trapos y productos para la madera y los cristales, que como ya dijo en otra entrada, un óptico es como la R.A.E, "limpia, fija y da esplendor").

Ramoncito es escaparatista (colocando uno diferente para cada época del año, navidad, san Valentín, "halloween", verano, primavera, Semana Santa,...) o cuando quiere darle un cambio porque las gafas están muy vistas. Pero es también informador de turismo, porque siempre vienen preguntándole dónde está la asesoría, la panadería, el banco, la clínica de los permisos de conducir,...Es psicólogo, pues no pocas veces alguna cliente se le echa a llorar necesitando de él que la escuche, y la apoye, y la comprenda. Es montador de gafas, reparador de las mismas, farmacéutico (siempre hay gente que le dice: "niño qué me pongo, que tengo el ojo rojo y no quiero ir al PTS (no entiendo porqué)). Médico (tiene que saber todas las enfermedades del ojo pero no puede diagnosticarlas, que para eso están los facultativos). 

De vez en cuando, ejerce de custodio de enseres (niñico!...te dejo la compra aquí que voy a por el pescado y no quiero cargar con ella, aunque lo más gracioso es que no es ni cliente). Educador infantil (que algunos especímenes son de cuidado), agente inmobiliario (¿no conocerás a alguien que venda un piso por esta zona?), policía local  (más de una vez ha tenido que salir a la puerta a parar el tráfico para que alguna cliente mayor pueda cruzar la calle sin jugarse el tipo), economista (que está la cosa "mú" mal y hay que llegar a fin de mes como sea), cuidador de perros, (¿Puedo entrar con el perro? y ya lo deja suelto mientras ven gafas y él tiene que cuidar de que no hagan trastadas por la tienda), fotógrafo ("¡házme una fotico que se la envíe a mi madre para que me diga cual me queda mejor!"), etc.

Como veis, no es poco el trabajo que se le viene encima a Ramoncito cada vez que abre la tienda, por suerte, tiene dinero de sobra en el banco porque, como seguro sabéis, los ópticos son todos millonarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario